fbpx

Las Voladoras

¡Comparte esta leyenda en tus redes sociales!

Leyenda de las voladoras

Existía un grupo de brujas voladoras, que con su túnica blanca y cabellera revoloteada por el viento, montando en briosas escobas, rasgaban las nubes del cielo, para por la noche de los días martes y viernes llegar a Ibarra, descender en la plaza de la Merced, conocido como el «Brujódromo» y encontrarse con sus colegas de Mira y Caranqui, para formar el verdadero triángulo diabólico, y en aquel lugar o «Aquelarre», cambiar información de hechos que se sucedían en el pasado de nuestro país, para salir disparadas por los aires a realizar sus trabajos.

Las Brujas voladoras

– ¿Sintieron ese ruido? –Pregunté a mi señora y a mis hijos, a eso de las doce de la noche.

– Sí, -contestó mi esposa. ¿Qué será?

– Parece que algo cayó encima de la casa.

Hace muchos años, las casas de esta población estaban cubiertas de paja y sin tumbados. Este tipo de cubierta permitía escuchar el más leve ruido.

La curiosidad fue tanta que decidí salir para ver lo que ocurría. Me levanté de la cama, me puse el poncho, abrí la puerta y cautelosamente salí al patio.

Los perros ladraban aterrados de espanto. La noche estaba iluminada por la luna. Alcé la vista por la cubierta de la casa y, ¡Oh sorpresa! Era una VOLADORA. Pero, tan pronto se percató de mi presencia, dio un salto y voló…

Llevaba en sus manos una escoba; su largo cabello suelto se agitaba en el viento; sus almidonadas enaguas blancas formaban una larga cola.

Traté de acostarme en cruz sobre la tierra para lograr que caiga la voladora, pero cuando traté de hacerlo fue tarde. La voladora desapareció de mi vista.

– Ha sido una voladora – dije a mi mujer cuando entré a casa sin poder articular bien mis palabras por la nerviosidad que se apoderó de mí.

Juan, mi hijo mayor, dijo: A cada rato vienen las voladoras.

Datos interesantes:

Estos relatos fantásticos describen a las brujas o voladoras que habitaban en el cantón Mira (Carchi), así como también en Urcuquí y Pimampiro (Imbabura).

Según Juan Carlos Morales, autor del libro Historia oral y mitología: Las brujas voladoras de la Sierra Norte se caracterizaban por transmitir noticias con rapidez a los habitantes y predecir acontecimientos futuros.

¿Te gustó esta leyenda?

Te invitamos a leer: El nacimiento de la selva ecuatoriana.

¡Comparte esta leyenda en tus redes sociales!

error: El contenido está protegido