fbpx

El Farol de la Viuda

¡Comparte esta leyenda en tus redes sociales!

Leyenda del farol de la viuda

La leyenda cuencana del Farol de la Viuda; que vamos a relatar, cuenta la historia de una mujer que misteriosamente fue perdiendo poco a poco la razón y hoy su alma en pena trata de remediar un terrible error.

Leyenda del Farol de la Viuda

Muy cerca del río de Tomebamba, una mujer que llevaba un tiempo de casada, salía a caminar todas las noches para encontrarse con un hombre que no era su esposo.

Con el fin de que su marido no tuviera la más mínima sospecha, decía que salía a dar un paseo con su hijo pequeño, porque de lo contrario el chiquillo no podía dormir

Así, cada noche paseaba por las orillas del río, acompañada por su amante y su hijo.

La dama, estaba profundamente enamorada de aquel hombre con el que daba sus recorridos nocturnos, había veces que perdía la noción del tiempo y le parecía que tan solo estaban los dos en el mundo.

Probablemente perdió la cordura, en una de esas noches debido a los sentimientos que la embriagaban y sin darse cuenta dejó caer al pequeño niño al río.

Después de pocos minutos, recobró el juicio y desesperadamente empezó a buscar a su hijo.

Fue a su casa a buscar un farol de petróleo para facilitar su tarea, pero aunque pasó toda la noche en la orilla, nunca lo pudo encontrar.

Cuando el marido se enteró de todo lo que había sucedido, lo consumió la amargura y desesperación y la única salida que pudo encontrar fue la de quitarse la vida.

Como resultado de las tragedias que había desencadenado la aventura romántica de la mujer, acabó totalmente trastornada.

Pasaba en la orilla del río buscando a su hijo y lloraba con desesperación, causando gran temor a todos los que pasaban por ahí. Finalmente, el dolor terminó ganándole la batalla y se suicidó.

Mucha gente en Cuenca, asegura que el alma atormentada de aquella mujer, sigue buscando al bebé y que se puede observar la luz del farol en las orillas del río.

Otros cuentan que el espíritu de la viuda del farol, solo asusta a los hombres y mujeres infieles que aprovechan la noche para cometer sus traiciones.

Datos Interesantes del Farol de la Viuda

Dicen que la gente de Cuenca comenzó a ver como una figura fantasmal aparecía por las noches junto el río Tomebamba, sosteniendo un lúgubre farol espectral entre sus manos y buscando a su bebé.

Dicen que hasta hoy sigue apareciendo y no podrá descansar en paz hasta que haya purgado todos sus pecados.

¿Te Gustó ésta leyenda? Te invitamos a leer: La Leyenda del diablohuma.

¡Comparte esta leyenda en tus redes sociales!

error: El contenido está protegido